Personajes

La bruja Pamplinas

Nuestra bruja se llama en realidad Rosalinda de Riosín, pero todos la conocen como la bruja Pamplinas. Y no es de extrañar, porque se equivoca a menudo y es bastante despistada. En consecuencia, arma líos mayúsculos, mete la pata y le pasan cosas increíbles.
La bruja Pamplinas no es ni buena ni mala, ni joven ni vieja, ni gorda ni delgada, ni alta ni baja, ni guapa ni fea. Es risueña, optimista, curiosa, un poco torpe y muy miope. No tiene mal carácter, pero tampoco es muy sociable. Tiene el pelo castaño y los ojos azules, que brillan alegres a través de sus gafas.
A nuestra bruja le gusta montar en su escoba, hacer pociones mágicas y recoger bayas, raíces, hierbas aromáticas y setas en el bosque. Le encanta vivir en su querido bosque, rodeada de sus amigos y vecinos, los animalitos, el gnomo Prink, la lechuza Luf, el gato Milkifú, las hadas, los duendes e, incluso, un troll. Se lleva muy bien con ellos, es una buena amiga de sus amigos.




Cuando Pamplinas está nerviosa, para relajarse, suele descansar cerca de la chimenea en su sillón preferido o en su mecedora, y hacer pompas de jabón con una pipa especial. Las pompas pueden ser de muchas formas y distintos colores. Pueden sonar componiendo bonitas melodías u oler a lavanda, limón, chocolate, fresa, caramelo, anís, menta...
La bruja Pamplinas siempre está viviendo aventuras extraordinarias, generalmente en compañía de su fiel lechuza Luf.

Luf

Es una lechuza de tamaño mediano y plumaje gris. Tiene unos penetrantes ojos de color miel, y es vivaracha, inquieta, alegre y un tanto ruidosa, muy activa y optimista. Siempre está dispuesta a correr aventuras con la bruja Pamplinas; es su mejor amiga. Luf es simpática, sensible, nerviosa, de buen corazón.
Le gusta participar en todo, hasta tal punto que, a veces, se anticipa y actúa a destiempo. Le gusta volar de mil maneras imposibles: en zigzag, en bucles, dando volteretas en el aire, hacia atrás... Le encanta charlar con los demás habitantes del bosque, ayudarles si es necesario, pasear, buscar plantas para las pociones de la bruja, recoger bayas, jugar con las pompas de jabón... En definitiva, es una entusiasta de la vida. Solo el gato Milkifú es capaz de resistirse al contagio de su inagotable vitalidad.




Milkifú

Es un gato de pelo negro y corto. Tiene unos expresivos ojos verdes. Es perezoso, dormilón y un tanto pasota. Suele escaquearse de los encargos de Pamplinas y hacerse el olvidadizo. No siempre se puede contar con él, salvo para las cosas importantes. Como él dice, es el sensato de los tres y el que cuida de la casa.
A Milkifú le gusta la comodidad, la tranquilidad del hogar. Le encanta dormitar junto a la chisporroteante chimenea sobre un mullido cojín. Es goloso y comilón. Le chiflan las meriendas especiales de la bruja Pamplinas, con las galletitas de colores, teteras voladoras que sirven té, nubecillas que descargan gotas de leche y la azucarera que echa cucharadas de azúcar hasta que le ordenes que pare. También le encanta jugar a capturar pequeñas nubes de algodón de azúcar, que a veces vuelan por la casa de Pamplinas. Milkifú manda en los ratones, que le obedecen casi sin rechistar. Siente un amor especial por su planta preferida, la de las flores grandes y redondas que se hinchan y estallan soltando azúcar glasé. Y quiere de todo corazón a sus locas amigas: Pamplinas y Luf.



La casa

La casa de la bruja Pamplinas es de madera, con techo de paja, ventanas como ojos, una puerta que hace de boca y unos pilares similares a dos piernas, que le permiten girar cuando quiere y pueden estirarse y encogerse a voluntad, subiendo y bajando la vivienda. Por muy sorprendente que os pueda parecer, esta casa habla. ¡Y cómo! Tiene su propio carácter; si llegan visitas que no son de su agrado, cierra la puerta, las ventanas y, si no es suficiente, se gira sobre sí misma, mostrándoles su parte trasera y emitiendo ruidos alarmantes. Con estas medidas, casi todos salen corriendo despavoridos. Es un tanto sorda, sobre todo cuando no quiere oír. A veces se enfada con sus chalados inquilinos. Entonces, es de temer, es capaz de salir en fuga.




Picolargo

Es un cuervo muy hablador. Se encarga de contar las noticias del bosque, del que se considera el principal informador. Se toma muy en serio su oficio y está muy orgulloso de su labor. Procura no perderse ningún acontecimiento del bosque, para poder contarlo todito todo a sus habitantes. Conoce miles de historias, leyendas y cuentos. Los suele mezclar a su manera y darles un aire de misterio que asusta. A veces resulta un poco cargante y, en ocasiones, origina grandes líos con sus historias.




Prink

Es un gnomo de apariencia simpática. Mide unos treinta centímetros, es calvo, de ojos castaños y viste con pantalones marrones y chaqueta verde. Tiene voz aguda y es un buen amigo de la bruja Pamplinas y de los demás habitantes del bosque. Es risueño y serio a la vez, juicioso y atrevido. Casi nunca se enfada.
Le gusta recoger hierbas, raíces y setas. Prepara un revuelto de setas, según una antigua receta de su familia, que está de rechupete. Le encanta ir en su barca, correr aventuras, gastar bromas, jugar... A nuestro gnomo le fascina participar en las aventuras de la bruja Pamplinas y sueña con volar, como ella en su escoba.




La tortuga Veloz

Es una tortuga que tiene más de cien años, aunque se siente joven. Vive feliz en el Río Sin, llamado así por ser un río de agua dulce sin azúcar. Es bondadosa, generosa, paciente y muy, muy lenta. Sin embargo, está orgullosa de ser Veloz.
Le gusta bucear y nadar a sus anchas. Disfruta entre los nenúfares del río. Se lleva bien con los peces, ranas, renacuajos... A menudo, transporta animalitos sobre su caparazón, de una orilla a otra. Nuestra tortuga desearía volar, lo que procurará en más de una ocasión. Su amiga, la bruja Pamplinas, le ayudará a conseguirlo. ¿Os imagináis una tortuga volando?




Las hadas

Son pequeñas de tamaño, tanto, que pueden confundirse con libélulas. Son delicadas y preciosas. Tienen vocecitas de cascabel. Suelen ir en grupo, revoloteando como nubecillas centelleantes.
Les gusta recoger néctar de las flores, jugar con las hojas, hacer carreras montadas en insectos...





Malignia

Es una bruja, prima de Pamplinas. Viste de negro, tiene la piel de un repugnante tono verdoso y unos brillantes ojos amarillos, que te hielan el corazón.
No le gustan ni las flores, ni las plantas, ni los seres vivos en general. Le desagradan la risa, el aire fresco, la música y el chocolate con churros. El sol le causa una especie de sarpullido en la piel en forma de manchas, que pican y la vuelven todavía más irritable. No soporta las visitas inesperadas, por eso pide ayuda a la bruja Pamplinas para rodear su lúgubre casa de un foso de lava incandescente y de selva impenetrable de zarzas y plantas carnívoras. Siempre está de mal humor y disfruta perjudicando y haciendo daño a los demás.
Vive en una siniestra torre en lo alto de una montaña, cubierta siempre por unas nubes negras que apenas dejan pasar la luz del sol e iluminan la tétrica casa de Malignia con sus rayos de tormenta. Sus compañeros son el búho Gruñón y un gato negro llamado Ojotuerto, porque le falta un ojo.
No lo dudéis: es mala malísima. En una ocasión, petrificó una bandada de pájaros, por serle molesto su canto; en otra, transformó en lodo el tesoro de un dragón para disfrutar viéndole llorar.





El cuco del reloj

A diferencia de los cucos normales de otros relojes, este habla. Es muy responsable dando las horas. Le encanta cantar "cucú, cucú, cucú". Está muy a gusto viviendo en su casita del reloj de la pared. Nuestro cuco tiene muy buen carácter y nunca se enfada con los demás habitantes de la casa: la bruja Pamplinas, la lechuza Luf y el gato Milkifú; ni siquiera cuando inesperadamente se ve absorbido por un pequeño tornado o es víctima inocente de las extrañas explosiones causadas por los numerosos despistes de la bruja.



Krong

Es un pedregoso, amigo de la bruja Pamplinas. Por si no lo sabéis, los pedregosos son unos seres pequeños de roca viva, que miden unos dos palmos, habitan en regiones montañosas, se alimentan de tierra y musgo, y cuidan su territorio.
Krong vive en las montañas del norte. Es muy amigo del dragón Eskram, que tiene problemas serios y necesita ayuda.
A Krong le da miedo volar desde que un humano tropezara con él y le lanzara por el aire. El pobre pedregoso aterrizó sobre la cara. La nariz se le hinchó un montón. Él cree que eso es volar.
Tiene numerosos parientes, de los que conocemos a bastantes: los abuelos Sílex y Pómez, las tías Pirita, Magnetita y Galena, los primos Plumboso, Feld, Espato, Mica, Conglomerado... ¡Menuda familia!




Eskram

Es un joven dragón, tímido e inseguro, que está en apuros. Al pobre se le cubren las escamas de lunares de colores, que le hacen avergonzarse de sí mismo hasta el punto de no dejarle salir de su cueva. Eskram está triste, se siente muy desgraciado, ya no come, ni vuela, ni echa fuego por sus fauces. Cree que nada bueno le puede suceder. Su amigo Krong le ayuda, buscando a la bruja Pamplinas para que le cure de su mal.
Reaparecerá más adelante en las aventuras de la bruja Pamplinas, desempeñando un importante papel en la historia de "El pequeño dragón". ¿Quién será ese pequeño dragón?



Elbor

Es un árbol guardián del bosque. Es un hermoso roble, que anda y habla. Tiene una ardilla viviendo en él, que le hace cosquillas, le deja casi sin bellotas y le critica a la menor ocasión. Esa ardilla es un tanto cascarrabias, ¡menos mal que Elbor tiene una paciencia milenaria y un buen carácter!
Elbor ama el bosque en que vive. Conoce cada árbol y se preocupa de su bienestar. Es un buen amigo de la bruja, a la que le pide ayuda en alguna ocasión,como, por ejemplo, cuando el sauce llorón se entristece demasiado o cuando el tejón Pulguillas quiere cortarle las raíces a un castaño porque tropieza con ellas a menudo y se cae.




El troll del bosque

Nuestro troll, el único que hay en el bosque, es grandote y torpón. No tiene mal carácter, aunque es bruto, y no sabe medir su fuerza. Va sucio y huele mal. Le suele acompañar una nubecilla de moscas que, a veces, le sirven de aperitivo.
El troll vive en su querida ciénaga putrefacta, y no se separa de su cachiporra, que utiliza para todo: para rascarse, asustar, golpear, echarse a dormir, mandar mensajes rápidos y contundentes... El troll atribuye muchos poderes a su cachiporra. No sabría vivir sin ella.
Al troll del bosque le gusta tomar baños de lodo en su ciénaga, golpear con su cachiporra, charlar con el gnomo Prink, su mejor amigo, al que respeta y hace caso. También le gusta escuchar las historias que le cuenta el cuervo Picolargo a pesar de que, a menudo, le trastornan... Y sobre todo, lo que le gusta a nuestro troll es vivir en su bosque, junto a sus amigos. Le encanta participar en sus extraordinarias aventuras y ayudarles con su cachiporra multifuncional.






El conejo Saltarín

Saltarín es un joven conejo, alegre e inquieto. Tiene un pelaje gris y largas orejas. Le encanta saltar, correr, brincar y relacionarse con sus vecinos y amigos: el gnomo Prink, la tortuga Veloz, el cuervo Picolargo, el topo, el lirón Sueñín, las urracas...
Vive en el bosque de la bruja Pamplinas y es un personaje habitual de sus mágicas y divertidas aventuras. Aparece por primera vez en el cuento "Nieva en el bosque".





El castor Grok

Es uno de los castores que viven en el río Sin. Le entusiasma construir diques y trabajar la madera, tanto que, a veces, le duelen los dientes. Por eso le viene muy bien la pócima contra el dolor de muelas de la bruja Pamplinas. 
Aparece en el cuento "Una aventura en la despensa". ¡Menudo lío!






El gnomo Nerk

¡Qué gruñón es! Siempre está de mal humor e irritado. Es un verdadero tormento para sus vecinos: les insulta, les amenaza, les chilla, les escupe... ¡Qué malo! No le gusta hablar con nadie.
Vive muy solo en una casita debajo de un tejo, rodeado de setas venenosas, que pican y levantan dolor de cabeza a los que se atreven a acercarse.
Aparece en el cuento "El gnomo gruñón".




  La cabra Cuchufleta

Es una cabra muy simpática y entusiasta, amiga de la lechuza Luf. Tiene pelo largo de color blanco, ojos castaños bizcos y unos cuernos retorcidos.
A la cabra Cuchufleta le encanta pensar. Medita a menudo de una forma muy peculiar: dándose cabezasos contra las rocas que encuentra en su camino. Después de cada choque, sus estrábicos ojos dan vueltas y vueltas. ¿A que parece una cabra loca?
La conocimos por primera vez en la aventura "El pedregoso perezoso". Es maja y graciosa. Nos conquistó. Por eso nos volvió a visitar en el cuento "La cabra Cuchufleta no puede meditar", del tercer libro de "Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas", pendiente de publicarse.



 

El pedregoso Bong

Es un pedregoso muy perezoso, primo de Krong, el pedregoso amigo de la bruja Pamplinas. 
Bong tiene problemas. Está siempre cansado y apenas se mueve. Está cubierto de polvo, musgo y liquen. Habla muy despacio. No se interesa por nada.
¿Le podrá ayudar la bruja Pamplinas? Lo sabréis en el cuento "El pedregoso perezoso".




El genio Azú

El genio Azú es grandote, fuerte y de piel morena. Es un genio de verdad, vestido con pantalones bombachos dorados, babuchas y turbante a juego. Lleva brazaletes, anillos, pendientes y una gruesa cadena con un amuleto.
Al genio Azú le ha pasado algo terrible: ha perdido su lámpara, su querido hogar. Desde entonces vaga afligido por el mundo buscando su lámpara. También la busca en el bosque de la bruja Pamplinas. ¿Qué pasará? ¿Encontrará el genio su lámpara? ¿La bruja Pamplinas le ayudará?







El topo

Es uno de los topos que viven en el bosque de la bruja Pamplinas, y es un personaje habitual en sus mágicas aventuras. Tiene buen carácter, es sociable y amistoso. Vive bajo tierra, corretea por sus pasadizos, apareciendo de improviso en cualquier parte del bosque, y le encanta participar en todos los sucesos junto a sus amigos, a pesar de que apenas ve a la luz del día. Donde se desenvuelve a sus anchas es en su oscuro mundo subterráneo.






Las hermanas urracas

¡Qué par! Siempre están juntas. Vuelan, charlan, discuten, colaboran con los demás, no paran... Les gustan mucho las cosas brillantes. Son habituales en las divertidas historias del bosque de nuestros amigos.
Aparecen por primera vez en el cuento "La limpieza del bosque".






El mago Aerl

 Aerl es un mago poderoso que viene a buscar a la bruja Pamplinas para que le ayude a resolver un terrible misterio. Algo horrible está sucediendo en el reino en el que vive. El mago y la bruja se enfrentarán al Monte Baldío usando sus poderes. Aerl posee un espejo mágico que, seguro que nos gustaría tener a todos. De hecho, la bruja Pamplinas también quiere uno igual. El mago Aerl aparece en el cuento "El Monte Baldío"






El fantasma Rodrigo, el triste

 Rodrigo, el triste, es el fantasma que pena por los pasillos del castillo en el que vive el mago Aerl. No es violento, solo se queja y arrastra cadenas. Y ¿qué le pasó a Rodrigo? Sin duda fue una verdadera desgracia. El pobre siempre está triste y compungido, y revive su desventura una y mil veces. Ni siquiera le gusta su aspecto, y arrastrar las cadenas es una pesada carga, resulta un rollo, taaan aburrido... ¿Qué le pasará al fantasma Rodrigo, el triste, después de conocer a Pamplinas? El fantasma Rodrigo aparece en el cuento "El Monte Baldío".







El Dedo Señalador

 Es uno de los personajes secundarios de las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas. Se trata de un curioso guía, una mano huesuda con el índice extendido y señalando. El Dedo Señalador habla, tiene su propia personalidad y, le preguntes lo que le preguntes, sabe en qué dirección está y cómo llegar hasta allí. Gracias a sus indicaciones, nuestra bruja no se pierde aunque viaje a los confines del mundo. El Dedo Señalador la acompaña siempre y le presta su ayuda. Aparece por primera vez en el cuento "En el país de los trolls".






El troll Garrote Sucio

 Garrote Sucio esel terrible jefe de los trolls. Es el troll más grande, feo, sucio y salvaje que jamás hubiera visto Pamplinas. Es muy bruto y cruel. Todos le temen. Aparece por primera vez en el cuento "En el país de los trolls".







El troll Bobalicón

 Bobalicón es el hermano de Garrote Sucio. Es bonachón, sensible, pacífico, divertido y le gusta jugar. El pobre es la vergüenza de su familia. Se hace amigo de la bruja Pamplinas. Se lo pasa en grande con ella. Aparece por primera vez en el cuento "En el país de los trolls".








  La prima Clo

 Es la prima de la lechuza Luf. Vive en el Gran Roble cerca del Bosque Parlante, junto al resto de la familia. La lechuza Clo es muy nerviosa, tiene plumas de punta y ojos amarillos desorbitados. Habla muy deprisa y repite las cosas varias veces seguidas. Es muy difícil comunicarse con ella. Aparece por primera vez en el cuento "En el país de los trolls".








Draky, el pequeño dragón

 ¡Qué ternura de bebé! Draky es el hijo adoptivo de la bruja Pamplinas, un dragoncito encantador. Tiene una piel de escamas de color rojo parduzco y unos ojos verdes grandes y redondos. Draky conquista por completo los corazones de la bruja Pamplinas, Luf y Milkifú. es simpático, curioso, tierno, bueno... va descubriendo el mundo y aprendiendo muchas cosas nuevas con la bruja pamplinas, Luf y Milkifú. Aparece por primera vez en el cuento "El pequeño dragón".






El rey Alwaid

 Es el rey de los dragones, un enorme y majestuoso dragón de escamas plateadas. Es el verdadero padre de Draky. Vive en un grandioso palacio subterráneo en la Tierra de los Dragones. ¿Encontrará a su hijo y le querrá? ¿Se llevará bien con la bruja Pamplinas? Aparece por primera vez en el cuento "El pequeño dragón".





Tim, el niño fantasma

Tim es un fantasma de un niño de cara bondadosa, pequeña nariz respingona y ojos inocentes. Vive en una casa encantada junto a muchos otros fantasmas. Le gusta la buena compañía y hacer cosas interesantes, como escuchar cuentos, bailar, ver circo, teatro... Aparece en la aventura "En la casa encantada".




Murg

Murg es un troll que se aburre mucho, tanto que se aburre hasta de aburrirse. Vive en una cueva fuera del bosque de nuestros amigos. No le gusta hacer nada de nada; todo le resulta aburrido, un rollo, como dice. Aparece en el cuento "Murg, el aburrido".




Vlady

Vlady es un muchacho vampiro. Es delgado, de cara simpática, pelo negro, largo flequillo y nariz recta y fina. Visita por equivocación el bosque de nuestros amigos en su viaje a Hawai. 
Vlady vive en un castillo de su familia en Transilvania. Es diferente a los demás vampiros: no le gusta chupar la sangre; la sangre le marea. Lo que le encanta son los merengues de grosella roja. También le entusiasma bailar, viajar, conocer diversas danzas... Cuando pasa mucho tiempo sin que se tome un merengue de grosella roja, se vuelve muy lunático y no para de hacer cosas excéntricas como hablar en verso, tirar flores en pleno vuelo, dar vueltas colgado cabeza abajo, cantar ópera y enseñar a bailar a todo el mundo.
Vlady es un personaje encantador. Nos conquistó. Aparece por primera vez en la aventura "Lo que trajo el río", pero volveremos a encontrarnos con él en otros cuentos.





El lirón Sueñín

Sueñín es un bonito lirón, muy tranquilo y dormilón. Vive en el bosque de nuestros amigos y es un personaje secundario habitual de las mágicas y divertidas aventuras de la bruja Pamplinas. Aparece por primera vez en el cuento "Lo que trajo el río".

4 comentarios:

  1. Soy Anastasia y tengo 8 años . Me gusta la bruja Pamplinas porque es desastrosa ,hace muchas travesuras y cuida de los animales . A los que más quiere es a Luf y a milkifu . Luf era una lechuza muy maja y milkifu era un gato muy simpático . Mola en el capitulo en que la bruja Pamplinas no encuentra sus gafas de ver . Se equivoca con las pócimas al coger los frascos porque es un poco distraída .
    Merece la pena leerla porque es muy guay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Anastasia:
      Nos encanta que te hayas animado a escribir en el blog. Gracias. Eres una valiente. Nos dices que te gusta la bruja Pamplinas porque es un poco desastre y se equivoca mucho y porque cuida de los animales. Suponemos que a ti también te gustan los animales. ¿Qué animales son tus preferidos?
      Nos podrías decir ¿qué te ha hecho más gracia en el cuento al que te refieres? ¿Te gustó la excursión aérea de la bruja Pamplinas y de Milkifú? ¿Te imaginas a ambos volando muy alto por la habitación? ¿Y cuando Pamplinas se choca con una almohada? A nuestra bruja le recordó las batallas de almohadas de su niñez. Es un poco traviesa, ¿no? Hasta muy pronto, Anastasia. Esperamos tu respuesta cuando puedas y tengas un rato.

      Eliminar
    2. Soy Anastasia . El animal que más me gusta es el conejo ( sobre todo mi conejo Tambor ) y el segundo el gato y por supuesto los perros .Pues lo que más gracia me a hecho es cuando el dragon estaba con lunares de diferentes colores. Sí, mola mucho. Hasta prontro.

      Eliminar
    3. Querida Anastasia:
      ¿Tú también opinas que Eskram estaba guapo con sus lunares? A Pamplinas le gustó su aspecto. Dijo que se le veía muy alegre. A nosotros también nos gustó Eskram con sus lunares de todos los colores, pero comprendemos que temiera que no le aceptasen los demás dragones. Eso de ser un joven dragón debe de ser difícil, ¿no crees? Hasta muy pronto, Anastasia. ¿Quieres preguntarnos algo?

      Eliminar