Los libros

Las divertidas aventuras de la bruja Pamplinas

Colección Alta Mar, Editorial Bruño

Este librito fue editado en 2010. Actualmente va por su segunda edición.
Las ilustraciones corrieron a cargo de Mabel Piérola. Aprovechamos la ocasión para darle las gracias por lo bien que lo ha hecho. Sus ilustraciones son simpáticas, graciosas, divertidas, imaginativas... Conectó muy bien con el sentir del cuento.
El libro fue editado para niños de 6 a 8 años, como material escolar de apoyo a la lectura, por eso sólo contiene un cuento, "Lío de pociones", y hay muchos dibujos con poco texto.
Al final, se incluye un taller de lectura que ha hecho Begoña Lozano. Es un sencillo y atractivo taller, orientado a niños que empiezan a leer y escribir. Ha gustado mucho.
La verdad es que estamos contentos con el libro, está muy bien hecho y es una monada. Nos gusta pensar que para algunos niños ha sido uno de sus primeros libros de lectura, que les ha hecho sonreír, reír, soñar y disfrutar leyendo, que ha contribuido a aficionarles a la lectura.
Creemos firmemente que despertar el interés y el amor a la lectura en los niños es importantísimo para su desarrollo. Leer te va amueblando la cabeza, desarrolla la imaginación y la creatividad, y es un gran recurso para ser feliz.


Lío de pociones

Imaginaos un plumero mágico tan concienzudo, que limpia y limpia los frascos de pociones hasta dejarlos relucientes, tanto, que las etiquetas de los frascos vuelan como si fuesen copos de nieve en invierno. ¡Qué lío! ¿Qué pócima contendrá cada frasco? La bruja Pamplinas decide averiguarlo con la ayuda del gato Milkifú y la lechuza Luf, probándolas una a una. ¿Qué cosas tan extraordinarias sucederán?



Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas (libro 1)

Ha salido publicado recientemente en Amazon, aunque lo escribimos en 2006. Desde entonces hubo muchas esperas de respuestas de distintas editoriales. Algunas llegaron y otras no. Algunas se perdieron en cualquier eslabón de la cadena y otras ni siquiera fueron consideradas y leídas. ¡Qué frustración! Por fin decidimos publicarlo por nuestra cuenta, con mimo, esfuerzo, cuidado, mucho trabajo y amor.

Tuvimos la suerte de tropezar en nuestra búsqueda con Begoña Monge Moreno, pintora y ya amiga. La conocimos a través de su hermana, Beatriz, una amiga de Anna desde la adolescencia. Como dice Begoña, ella soñaba con ilustrar un libro de cuentos para niños y nos encontramos.

Nuestra aventura creativa en común comenzó con el libro de "Lumy, el conejito de luz", un libro que ilustró intentando reflejar con dibujos el amor con el que estaba escrito. Conectamos bien y trabajamos a gusto juntos. Los dibujos encantaron a los niños y más de uno se quedó prendado del conejito Lumy. Una compañera de trabajo me contó que su niña le preguntó: "Mamá, ¿cómo se puede dibujar tan bien?" Nosotros estamos orgullosos del resultado. Es un hermoso libro en todos los sentidos.

Así que seguimos con Pamplinas, un bonito sueño que continúa y que nos hace bien a todos. Begoña opina que la bruja Pamplinas es especial, buena y cariñosa, y que sus aventuras están llenas de imaginación. Con sus ilustraciones, trata de reflejar y descubrir para los lectores el maravilloso mundo que envuelve a nuestros entrañables amigos. Begoña lo está pasando en grande y eso se nota en los dibujos.

Este libro está bellamente ilustrado con cerca de cuarenta dibujos a color. Le agradecemos a Begoña lo bien que lo ha hecho. Podéis disfrutar de muchos de ellos en este blog.





"Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas" es una serie de cuentos muy divertidos para niños y para adultos, ideal para leer en familia. Está escrito con la intención de regalar sonrisas y compartir un tiempo entrañable entre padres e hijos, abuelos y nietos. La hija de unos amigos se los lee a sus peluches. Los reúne en el sofá y les lee. Los padres están encantados.

"Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas" es un libro con valores: aunque Pamplinas parezca atolondrada y metepatas, es más sabia de lo que aparenta ser y es buena amiga. Este primer libro incluye ocho historias de sorprendentes acontecimientos en los que intervienen hadas, brujas, dragones, fantasmas, gnomos y muchos simpáticos personajes. Desde luego, en el bosque de la bruja Pamplinas nadie se aburre.

Reseña de la contraportada:

Érase una vez, en un bosque muy lejano, una bruja despistada, alegre y algo alocada. No paraban de sucederle cosas extraordinarias y muy divertidas. Os lo pueden confirmar su gato Milkifú, perezoso y dormilón, y su simpática y vivaracha lechuza Luf. Y si no, también sus vecinos y amigos: el gnomo Prink, la tortuga Veloz, el cuervo Picolargo, el conejo Saltarín, el troll del bosque, el guardián de los árboles Elbor, las hadas... Todos forman parte de las mágicas y divertidas aventuras de la bruja Pamplinas.

Los cuentos del primer libro


1. Los árboles del plof

Es el primer cuento que puedes leer en la sección "Algunas aventuras para leer" de este blog.
Un día, la bruja Pamplinas tenía que recoger los frutos hincha-hincha-hincha-plof, necesarios para preparar algunas pociones. Sabía que los árboles del plof dan sus frutos solo una vez al año, que se conservan en sus ramas solo durante un día, y luego se hinchan, se hinchan, se hinchan y explotan.
¿Qué peripecias le ocurrirán a nuestra despistada bruja? ¿Se perderá por el camino y no llegará a tiempo de recoger los frutos hincha-hincha-hincha-plof? Ya le sucedió el año pasado, manchándola los frutos de su jugo morado y viscoso.
Te invitamos a leer el cuento para averiguarlo. Esperamos que pases un rato divertido con las ocurrencias de nuestra bruja.

2. Pócima desastrosa

El día en que la bruja Pamplinas preparaba sus pociones mágicas solían ocurrir cosas extraordinarias y algunas muy divertidas, como una vez que a Pamplinas se le cayó un poco de pócima de invisibilidad encima y sólo se le veían las piernas hasta las rodillas, los brazos y la cabeza. ¿Qué sucedería esta vez?
Al principio todo iba bien. La bruja preparaba una poción tras otra, y empleaba un buen rato para limpiar bien el caldero. Lo hacía con alegría. Además, gracias a un conjuro, la ayudaban un par de cepillos. Enjabonaban bien el caldero, lo frotaban y frotaban enérgicamente, formando una cascada de burbujas multicolores. Olía muy bien. Las pompas de jabón flotaban por toda la casa. Luf jugaba con ellas en el aire, y hasta Milkifú saltaba y las explotaba. ¡Se lo estaban pasando en grande! ¿Os lo imagináis?
La siguiente poción que iba a preparar la bruja  Pamplinas era la pócima de levitación. Tenía casi todos los ingredientes: sal de frutas, anís estrellado, que le da muy buen sabor; polvo de alas de mariposas, un recuerdo bonito, plumas de pájaro, concentrado de luz, hermosos sueños, fragmentos de una estrella fugaz... Pero le faltaba un rabo de ratón. Sin duda el gato Milkifú se lo traería sin problemas.
El perezoso Milkifí quiso buscar un apaño que no le supusiese mucho esfuerzo y le trajo a Pamplinas un rabo de lagartija. "¿Qué importancia puede tener?", pensó. "Así podré dormitar un rato más".
¡Fue un desastre colosal! De repente, al añadir el supuesto rabo de ratón, la pócima empezó a burbujear en el caldero, formando una espuma verde que crecía y crecía. El caldero vibraba sospechosamente, cada vez más. De golpe, con un ruido ensordecedor, salió de él un chorro de vapor verde, que se lanzó por la chimenea al exterior, como si de un géiser se tratara. ¡Menudo caos! ¡Toda la casa cubierta de un moco verde gelatinoso! ¿Cómo saldrá la bruja Pamplinas de este lío tan grande? ¿Cómo pudo ocurrir este desastre? ¿Se lo contará Milkifú? ¿Sucederán más acontecimientos ese ajetreado día?




3. Reunión de seres mágicos

En un agradable paseo por su querido bosque en compañía de Luf y del gnomo Prink, la bruja Pamplinas se encontró con unas preciosas hadas. Las hadas les invitaron a la reunión de los seres mágicos del bosque, que se iba a celebrar esa misma noche. Pero antes tenían que demostrar que eran seres mágico. Nuestra bruja se transformó en una enorme rana que hizo "croac", y Prink se camufló como una seta. Las hadas aplaudieron la demostración.


Quedaron en reunirse por la noche en lo más profundo del bosque. Habría un banquete, se contarían historias y harían magia. Unas luciérnagas se encargaría de indicar el lugar de la reunión, iluminando el camino con sus luces parpadeantes.
Pamplinas prometió llevar para el banquete una garrafa de su famoso zumo de bayas del bosque, y una enorme tarta de gominolas-sorpresa mágicas. Cuando Pamplinas llegó a la reunión, sentados alrededor de una hoguera, estaban Prink, varias hadas, gnomos, duendes, un troll grande, algún pedregoso y otros personajes mágicos. Detrás de ellos se veían un par de árboles parlantes, guardianes del bosque. Los seres mágicos estaban contando historias.
Más tarde, comenzó el banquete. Los platos eran exquisitos, y algunos, mágicos. Los traviesos duendes trajeron una galletitas saladas de lirio, que provocaban breves ataques de risas, e infusiones calientes que hacían salir humo de bonitos colores por las orejas. No avisaron a nadie de sus efectos, y resultó muy divertido.


¿Y la tarta mágica de nuestra bruja? ¿Qué sorpresas tendría? Tratándose de la bruja Pamplinas, seguro que fueron asombrosas.


4. Visita a Malignia

Es el segundo cuento que puedes leer en la sección "Algunas aventuras para leer" de este blog.
La bruja Pamplinas tiene una prima, Malignia, que es bruja y es mala, malísima. Está siempre de mal humor y disfruta perjudicando y haciendo daño a los demás. No le gustan ni las flores, ni las plantas, ni los seres vivos en general. El sol le causa una especie de sarpullido en forma de manchas que le pican. Por eso, vive en una siniestra torre en lo alto de una montaña, cubierta siempre por unas nubes negras, que apenas dejan pasar la luz del sol, e iluminan la lúgubre casa de Malignia con sus rayos de tormenta. ¿Os imagináis vivir en un sitio así? ¡Qué terrible! Pues a Malignia le gusta.


La bruja Malignia envió al búho gruñón con un mensaje, que decía: "Ven a verme pronto, prima. Necesito que me ayudes en algunos asuntos. Te espero". ¿Qué querrá Malignia? ¿Para qué necesita la ayuda de Pamplinas? Os invitamos a averiguarlo leyendo el cuento entero. Que paséis un rato tan divertido como nosotros lo pasamos escribiéndolo.


5. Un día de locos

Hay días en los que todo te sale mal y las cosas se complican y se complican. ¿Os ha pasado alguna vez? A la bruja Pamplinas sí.
Al despertarse, Pamplinas no encontró ni sus zapatillas, ni sus gafas, lo cual era grave porque, como recordaréis, nuestra bruja es muy miope y sin gafas no ve bien.
Para el colmo, las tostadas del desayuno se le quemaron, llenando la casa de su particular y desagradable olor. Además, el chocolate líquido se convirtió en una especie de hombrecillo de chocolate, que salió corriendo y gesticulando mientras gritaba:
—¡Socorro, que me quieren comer!
Las calamidades en la casa de la bruja Pamplinas prosiguieron, poniendo a prueba la paciencia del gato Milkifú y de la lechuza Luf. Al vestirse, Pamplinas se puso la ropa al revés y no encontraba sus bolsillos. Tan aturdida estaba que pensó que se habían ido... Menos mal que Milkifú le dijo lo que sucedía.
En ese día de locos ocurrieron muchas más cosas, a cual más insólita. Un pollo a medio asar voló y aterrizó por sorpresa en los brazos de una mofeta, que pasaba tranquilamente cerca de la casa de la bruja Pamplinas. La mofeta se enfadó.
Más tarde, hubo incluso un pequeño tornado y ocurrieron más cosas. Sin duda fue un día de locos. ¿Cómo creéis que acabó?


6. Dragón en apuros

En una soleada mañana, el pedregoso Krong vino a buscar a la bruja Pamplinas para que le ayudase a salvar al joven dragón Eskram, que estaba pasándolo muy mal. Al pobre le había salido unos enormes lunares en las escamas, y el dragón se veía tan ridículo, que no se atrevía ni a salir de su cueva. Estaba triste y apenas comía. No volaba ni tampoco echaba fuego por sus fauces. Krong temía por su vida.


Por supuesto, nuestra bruja Pamplinas partió enseguida en su auxilio, acompañada por su inseparable lechuza Luf. ¿Cómo le ayudará Pamplinas? ¿Encontrará la solución a los lunares de Eskram? Seguro que tendrá algún tropiezo. ¿Qué creéis? ¿Podrá el joven dragón salir de su cueva sin miedo a hacer el ridículo, volar de nuevo y recuperar la alegría de vivir? ¿Qué sucederá?


7. La feria del pueblo

Es el tercer cuento que puedes leer en la sección "Algunas aventuras para leer" de este blog.
Luf avisa a la bruja Pamplinas de que en el pueblo vecino se va a celebrar una feria con mercadillo, competiciones y concursos. Las dos amigas deciden ir a la feria. Pamplinas va a participar en el concurso de tartas, y la lechuza Luf, en la exhibición de vuelo de aves rapaces.
Nuestra bruja conoce una antigua receta de una tarta de cerezas tan rica que hace cantar de gusto al que la prueba.
¿Qué les pasará a Pamplinas y a Luf? ¿Ganará nuestra bruja el concurso de tartas?
Os invitamos a averiguarlo leyendo el cuento entero. Que lo paséis en grande acompañando a la bruja Pamplinas a la feria.


8. Una bonita excursión

Es un cuento para disfrutar paseando con la bruja Pamplinas y Luf por su querido bosque. Las dos amigas se encuentran con Elbor, el guardián de los árboles y su nueva inquilina, una ardilla muy parlanchina y un tanto cascarrabias, y charlan con ellos a gusto.
Un poco más tarde, Pamplinas cruza un alegre arroyo, que brilla chispeante bajo el sol. Pisa un tronco que lo atraviesa a modo de puente, cubierto de hojas secas de mil colores. De pronto, las hojas se ponen en movimiento y revolotean a su alrededor, formando un torbellino ascendente. ¡Qué alegría! Son mariposas que acarician a la bruja y a Luf con su aleteo y les hacen suaves cosquillas.



También aparece el gnomo Prink, que les invita a comer en su casa y a pasear en la barca por el río. ¡Qué día tan delicioso en compañía de los amigos! ¡Y qué puesta de sol! ¿A quién no le gustaría estar un rato allí, con la bruja Pamplinas en su mágico y bonito mundo?





Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas (libro 2)

Este libro ha salido publicado en Amazon, aunque lo escribimos en 2007. Decidimos publicarlo por nuestra cuenta, con mucho trabajo, cuidado, ilusión, mimo y amor. El libro consta de ocho nuevas y divertidas historias.

El texto ha sido revisado varias veces y las ilustraciones muy trabajadas. Son cerca de cuarenta bellas ilustraciones a color. Algunas de ellas figuran en este blog. Esperamos que disfrutéis con ellas.
Begoña Monge Moreno, la ilustradora, dice que ha disfrutado mucho con los dibujos, y esto se nota. Las ilustraciones están muy logradas. A Begoña le ha encantado especialmente ilustrar el primer cuento "Nieva en el bosque". Además, la cabra Cuchufleta la ha conquistado también a ella, no sólo a nosotros.

Estamos igual de orgullosos y contentos con este segundo libro de "Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas" que con el primero. Es un hermoso libro en todos los sentidos, de sorprendentes historias y entrañables personajes, que conviven en su querido bosque.



Este segundo libro, como todos los demás de la serie de libros de la bruja Pamplinas, está escrito con la intención de regalar sonrisas y hacer compartir un precioso tiempo de lectura, que aficione a los pequeños a leer. Es ideal para leerlo en familia, pues gusta a los niños y a los adultos.
Esperamos que disfrutéis leyendo este libro tanto como nosotros escribiéndolo. Con Pamplinas nadie se aburre.

Reseña de la contraportada:

Érase una vez, en un bosque muy lejano, una bruja despistada, alegre y algo alocada. No paraban de sucederle cosas extraordinarias y muy divertidas. Os lo pueden confirmar su gato Milkifú, perezoso y dormilón, y su simpática y vivaracha lechuza Luf. Y si no, también sus vecinos y amigos: el gnomo Prink, la tortuga Veloz, el cuervo Picolargo, el conejo Saltarín, el troll del bosque, el guardián de los árboles Elbor, las hadas... Todos forman parte de las mágicas y divertidas aventuras de la bruja Pamplinas.

Los cuentos del segundo libro


1. Nieva en el bosque

Es el primer cuento de este libro que puedes leer en la sección "Algunas aventuras para leer" de este blog.
En una soleada mañana de invierno, la bruja Pamplinas, su fiel lechuza Luf y su gato Milkifú fueron a pasear por el bosque. Había nevado y el bosque estaba precioso, todo blanco y reluciente.
De pronto, nuestros amigos encontraron unas pisadas enormes y un rastro lineal de una cola... ¿Qué animal sería el que dejaba esas huellas? ¿Sería un monstruo?
En ese extraordinario paseo ocurrieron muchas cosas insólitas. ¿Os imagináis una lluvia de bufandas, gorros y sombreros de toda clase? ¿Y zanahorias saliendo de la nieve? ¡Qué cosas! ¿Y unos muñecos de nieve que hablan, se mueven e incluso bailan?
Os invitamos a leer el cuento. Esperamos que lo paséis muy bien leyendo e imaginándolo. ¡Qué disfrutéis mucho!




2. Una aventura en la despensa

En una radiante mañana de primavera, la bruja Pamplinas se encontró con el castor Grok. El castor estaba construyendo un dique en el río Sin, pero no iba todo lo rápido que deseaba, porque le dolían los dientes. Nuestra bruja tenía en la despensa una pócima buenísima para el dolor de muelas. Sólo había que encontrarla entre tantos frascos, cajitas y botes. ¿Podrá hacerlo Pamplinas? ¿Le tendrán que ayudar Luf y Milkifú? ¿Qué pasará esta vez?




3. El gnomo gruñón

Es el segundo cuento de este libro que puedes leer en la sección "Algunas aventuras para leer" de este blog.
Unos animalitos vienen a pedir ayuda a la bruja Pamplinas porque ya no pueden aguantar más al gnomo Nerk. Ese gnomo es muy antipático y no les trata nada bien: les insulta, les amenaza, les escupe...
Nuestra bruja encuentra una antigua receta en el Gran y Gordo Libro de Magia de unas galletas, que te vuelven amable si las comes. ¿Las galletas mágicas harán efecto en el gnomo Nerk? ¿El gnomo gruñón se volverá amable y educado? ¿Lo conseguirá Pamplinas?
Os invitamos a averiguarlo leyendo esa aventura. Que paséis un rato estupendo con nuestros amigos.



4. Milkifú en acción

Es la tercera aventura de este libro que podéis leer en el blog.
La bruja Pamplinas necesita la raíz de la planta microlia para preparar la pócima de empequeñecer. Irá con Luf para buscarla en el bosque. ¿Quién la encontrará? ¿Qué pasará después? ¿Preparará la bruja la pócima de empequeñecer? ¿Le saldrá bien? ¿Y qué sucederá para que el perezoso Milkifú entre en acción?
Podéis descubrirlo leyendo el cuento en el blog. Esperamos que os guste.




5. La merienda con los amigos

Pamplinas y Luf quieren invitar a todos sus amigos a una merienda en el bosque. Por supuesto, es una merienda muy especial, con muchas sorpresas y platos exquisitos. 
¿Cómo hará nuestra bruja para que la invitación llegue a todos sus amigos, que son muchos? La bruja Pamplinas enviará una pajarita parlante a cada uno de ellos. ¿Qué sucederá? ¿Todas las pajaritas llegarán a su destino? ¿Pamplinas se olvidará de alguien? ¿Lo pasarán bien los invitados a esa merienda mágica?

 

6. El pedregoso perezoso

El pedregoso Krong llega a casa de la bruja Pamplinas para pedirle ayuda. Un primo suyo, Bong, tiene un grave problema: no se interesa por nada, ni demuestra cariño por nadie. Es perezoso, apenas se mueve y poco a poco se está convirtiendo en una roca.
Desde luego, parece un problema serio. ¿Cómo lo solucionará nuestra bruja? ¿Irá a las montañas del norte, donde vive Bong? ¿La acompañarán Luf y Milkifú?
En este cuento aparece por primera vez la cabra Cuchufleta, una cabra muy simpática y entusiasta, amiga de la lechuza Luf. ¿Qué papel desempeñará en esta aventura? ¿Se convertirá Bong en una roca o le salvará Pamplinas?




7. El genio Azú

El genio Azú es un genio genial, pero tiene un gran problema: ha perdido su lámpara, su querido hogar. Desde entonces, vaga por el ancho mundo buscándola sin éxito. ¿La encontrará en el bosque de nuestros amigos? ¿Qué ocurrirá? ¿Le ayudarán a buscarla los habitantes del bosque? ¿Qué desastres armará Pamplinas?




8. La limpieza del bosque

En este cuento, nuestros amigos deciden limpiar su querido hogar, el bosque en que viven. Además, lo quieren hacer todos juntos y de forma muy divertida, convirtiéndolo en un día muy feliz. ¿Cómo lo harán? Pues con ilusión y sin olvidar por qué lo hacen: porque aman el bosque en que viven y cuidarlo es su tarea, no de otros.
Las hermanas urracas y otros pájaros serán la Compañía de Recolectores Aéreos de los Tesoros Perdidos. 
El troll del bosque, el gnomo Prink, el guardián de los árboles Elbor, los castores y las ardillas serán los Protectores Arbóreos.
Las preciosas hadas organizarán a los insectos para recoger cosas pequeñas, y cuidar las flores y las plantas. Serán los Guardianes de las Flores.
La tortuga Veloz junto con los peces, las ranas y los demás habitantes del río formarán la Compañía Acuática de los Cuidadores del Río.
La bruja Pamplinas, el gato Milkifú, la lechuza Luf, el conejo Saltarín, los zorros, los ratones de campo, el topo y los demás serán los Valerosos Despejacaminos.
¿Limpiarán bien entre todos su querido bosque? ¿Se lo pasarán de fábula trabajando juntos? ¿Os imagináis a las hormigas, escarabajos peloteros y las hadas bailando alegres la conga?




Sin duda fue un día mágico. A nosotros nos hubiera gustado estar ahí.




La bruja Pamplinas y el Espejo Mágico

Este es el primer libro de las aventuras de la bruja Pamplinas con un tema que las une. En esta ocasión, se trata de un espejo mágico muy especial. ¿Qué magia esconde el espejo que interesa tanto a la bruja Pamplinas? Pamplinas quiere tenerlo y lo buscará incluso en el País de los Terribles Trolls. ¿Qué peligros correrá antes de conseguirlo? ¿O tal vez sean los trolls los que corran peligro en presencia de nuestra alocada bruja? Quien sabe...
El libro consta de tres cuentos largos, con ambientes muy diferentes y personajes variopintos y entrañables. Está bellamente ilustrado con unos cuarenta dibujos a color. Algunos de ellos figurarán en el blog. Begoña Monge Moreno se ha superado. Le damos las gracias por su trabajo.
El texto está revisado por nuestra querida Maga de las Palabras. Nuestro más sincero agradecimiento a ella. No hay palabras que lo expresen. ¡Cuánta dedicación y cuánta generosidad! ¡Qué bien que en este mundo existan personas así!
Este libro, como todos los demás de la serie de libros de la bruja Pamplinas, está escrito con la intención de regalar sonrisas y hacer compartir un precioso tiempo de lectura, que aficione a los pequeños a leer. Es ideal para leer en familia, pues gusta a los niños y a los adultos.
Estamos igual de orgullosos y contentos con "La bruja Pamplinas y el Espejo Mágico" que con los anteriores libros. Es un hermoso libro en todos los sentidos, de sorprendentes historias y simpáticos personajes.
Esperamos que disfrutéis leyendo tanto como nosotros escribiéndolo. Con Pamplinas nadie se aburre. Cada vez que lo releemos sonreímos, y eso es muy bueno.





Reseña de la contraportada:

Érase una vez, en un bosque muy lejano, una bruja despistada, alegre y algo alocada, a la que llamaban bruja Pamplinas. Un día, supo de la existencia de un espejo mágico muy peculiar, y lo buscó. Visitó un reino atormentado por un misterio, el País de los Terribles Trolls e, incluso, la Tierra de los Dragones. ¿Logrará encontrar la bruja Pamplinas el Espejo Mágico? Y ¿qué magia esconde el Espejo?
Este libro cuenta muchas aventuras extraordinarias y muy divertidas. Os invitamos a disfrutar con ellas.


Los cuentos del libro

1. El Monte Baldío

En una noche oscura, en el viejo torreón del castillo del rey Euderico, el mago Aerl conjuraba sobre su caldero mágico. Buscaba la solución a un gran misterio que afligía a todo el reino. De pronto, unas letras comenzaron a surgir del fondo del azulado líquido y se fueron agrupando hasta formar un nombre: PAMPLINAS.
De ese modo tan peculiar, nuestra bruja se vio envuelta en una increíble aventura en el Monte Baldío. Muchos acontecimientos extraordinarios tienen lugar en esta historia. La bruja Pamplinas incluso se hace amiga del fantasma del castillo, Rodrigo el Triste. Y, además, Pamplinas se entera de la existencia de un maravilloso espejo mágico...
¿Resolverá nuestra bruja el gran misterio que atormenta al reino?



2. En el país de los trolls

¡Qué locura la de nuestra querida bruja! Se va al país de los trolls a buscar el Espejo Mágico. Ni siquiera la fiel lechuza Luf se atreve a acompañarla hasta el final. Se queda visitando a su numerosa familia, que vive en el Gran Roble cerca del Bosque Parlante.
Para no perderse en este viaje, la bruja Pamplinas lleva como guía al Dedo Señalador, que le indica bien el camino a pesar de que no le guste nada el destino. Es que ya se sabe que los trolls no son una compañía agradable. Son sucios, brutos, feos, estúpidos, malolientes... Nuestra bruja se enfrenta a un montón de ellos y, en especial, a su horrible y terrorífico jefe, Garrote Sucio, el troll más grande, bestia y salvaje que jamás hubiera visto Pamplinas.
¿Conseguirá la bruja el Espejo Mágico? ¿Saldrá de una pieza del país de los terribles trolls? Esperamos que disfrutéis con las divertidas peripecias de la bruja Pamplinas en los laberintos de los trolls.





3. El pequeño dragón

La bruja Pamplinas, Luf y Milkifú crían un dragoncito, Draky, un encanto de bebé. No es nada fácil criar un dragón por primera vez. Todo son sorpresas y problemas. ¿Qué comen los bebés dragones? Y ¿por qué lloran por la noche? ¿Cómo calmarles? ¿Cómo enseñarles a volar?
La bruja Pamplinas, Luf y Milkifú acompañan a Draky en su primer paseo, en su primer baño, en su primer vuelo... ¡Qué experiencias! Nuestros amigos ni sospechaban que podían querer tanto a un pequeño dragón. Draky cambió su vida y les enseñó una nueva magia muy fuerte y especial.
Este es un cuento tierno, escrito con mucho amor y recurriendo a nuestros recuerdos. Los padres podrán verse reflejados en las experiencias de nuestra bruja, que es una mamá novata. ¡Qué cosas le ocurren!





Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas (libro 3)

Este libro sale publicado ahora en Amazon, aunque lo hemos escrito en el año 2008. Como los anteriores, está escrito con mucho amor, trabajo, mimo, ilusión y cuidado. Consta de ocho nuevas aventuras, imaginativas y divertidas.
El texto ha sido revisado por nuestra querida Maga de las Palabras, y las ilustraciones las ha hecho Begoña Monge Moreno. Son cerca de cuarenta bellas ilustraciones a color. Algunas de ellas las mostraremos en el blog para que todo el mundo pueda disfrutar viéndolas. Begoña dice que fue un placer leer los cuentos y dibujarlos. Le gustó reencontrarse con la cabra Cuchufleta y descubrir en qué líos se iba metiendo. También le gustó mucho dibujar a Vlady, fue muy divertido.
Estamos satisfechos y orgullosos con este tercer libro de "Las mágicas aventuras de la bruja Pamplinas". Es un libro que da gusto tener en las manos, leerlo y disfrutar con las sorprendentes historias que encierra en sus páginas. En ellas aparecen nuevos y entrañables personajes, como Vladimiro, el vampiro, Vlady para los amigos; el duende travieso, que arma un tremendo embrollo en la casa de la bruja Pamplinas; Murg, el troll aburrido; y un niño fantasma que se llama Tim. Todos intervienen en sucesos extraordinarios, dignos de ser contados, no en vano pertenecen a las crónicas del bosque de nuestros amigos. ¡Qué cosas les pasan!

Además, vuelve la cabra Cuchufleta con un serio problema: ¡no puede meditar! Y, por supuesto, la lechuza Luf, el gato Milkifú, la tortuga Veloz, el gnomo Prink, el troll del bosque, las hadas, el conejo Saltarín, el cuervo Picolargo, el lirón Sueñín, las hermanas urracas, el topo...



Esperamos que paséis unos ratos estupendos leyendo los cuentos e imaginándolos. Los escribimos con mucho amor y con la intención de regalar sonrisas, y hacer compartir un precioso tiempo de lectura, que aficione a los niños a leer. Como los anteriores libros, es ideal para leerlo en familia, porque gusta a los pequeños y a los mayores. Con la bruja Pamplinas y sus amigos nadie se aburre.



Reseña de la contraportada:

Érase una vez, en un bosque muy lejano, una bruja despistada, alegre y algo alocada. No paraban de sucederle cosas extraordinarias y muy divertidas. Os lo pueden confirmar su gato Milkifú, perezoso y dormilón, y su simpática y vivaracha lechuza Luf. Y, si no, también sus vecinos y amigos: el gnomo Prink, la tortuga Veloz, el cuervo Picolargo, el conejo Saltarín, el troll del bosque, las hadas... Todos forman parte de las mágicas y divertidas aventuras de la bruja Pamplinas.


Los cuentos del tercer libro

1. Una visita inesperada

En un día lluvioso la bruja Pamplinas, Milkifú y Luf estaban a gusto en su casa. La bruja asaba castañas, Milkifú dormitaba plácidamente y Luf revoloteaba queriendo participar en todo. De repente, comenzaron a suceder cosas muy extrañas: alguien había comido la mitad de las castañas, el chocolate caliente que preparaba la bruja se convirtió en un volcán de espuma marrón, nuestros amigos flotaron en el aire después de tomar una simple infusión... ¿Qué más cosas ocurrirán a continuación? Y ¿por qué? Os invitamos a descubrirlo.





 2. La siembra de tesoros

En un día radiante la bruja Pamplinas decidió sembrar tesoros por el bosque. Sus fieles amigos Luf y Milkifú la ayudan en su propósito. ¡Vaya ocurrencia! ¿Os imagináis qué tesoros sembrará nuestra bruja? ¿Crecerán los tesoros sembrados? ¿Qué frutos darán? ¿Alguien encontrará esos tesoros? Y ¿qué pasará a continuación?



3. La cabra Cuchufleta no puede meditar 

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Pobre Cuchufleta! No puede meditar porque de tanto pensar le ha crecido un gran chichón y le duele a rabiar. No es nada sorprendente pues nuestra excéntrica cabra piensa dándose cabezazos contra las rocas.
Cuchufleta ha intentado resolver su problema siguiendo los consejos de unas moscas, de un asno, de un chorlito, de un duende muy simpático... ¡Qué remedios tan peculiares le sugieren! ¡Qué cosas le pasan a la cabra Cuchufleta por hacer caso a cualquiera! Pero seguro que la bruja Pamplinas logrará ayudarla... ¿Lo logrará? ¿Qué creéis? ¡Vaya idea la de nuestra bruja!





4. En la casa encantada

La bruja Pamplinas acude a la llamada de una voz quejicosa, que podría ser la de un niño. La oye en sus sueños. Alguien la necesita. Alguien está en apuros. ¿Quién es? Nuestra bruja sabe que vive en una casa en lo alto de una solitaria colina, rodeada de grises brumas. La encontrará gracias al Dedo Señalador.
¿Qué pasará luego?




5. Murg, el aburrido

El troll del bosque tiene un amigo que se aburre mucho. Se trata del troll Murg. El pobre tiene rollitis severísima: una grave enfermedad. ¿Podrá la bruja Pamplinas encontrar un remedio a su mal?¿Qué se le ocurrirá esta vez?





6. El mercadillo de trueques

A la bruja Pamplinas le gusta mucho el mercadillo de trueques que se celebra en el pueblo vecino. Suele intercambiar sus pócimas por cosas que necesita. En esta ocasión, quiere renovar el servicio de té, porque el que tenía se niega a hacer su trabajo. En la tetera han crecido extrañas plantas de té, que dan flores redondas, blancas y brillantes, que se inflan y estallan esparciendo azúcar glasé.
También necesita una escoba para barrer porque la vieja se partió al chocar contra la puerta. Pamplinas la confundió con su escoba voladora, se montó en ella, cogió carrerilla y se lanzó contra la puerta. ¡Zas! ¡ Qué golpe!
Asimismo nuestra bruja necesita un atizador para la chimenea. El que tenía antes se fue volando muy contento. Gritaba jubiloso: "¡Por fin libre! ¡Adiós! ¡Adiós a todos!" Y es que Pamplinas lo convirtió por error en un pájaro de hierro.
Por su parte, la casa le pide a la bruja Pamplinas paja nueva. Y no es de extrañar: tanta explosión, tanto géiser verde gelatinoso, el viento huracanado y otros innumerables accidentes han estropeado su tejado de paja.
¿Qué sucederá en el mercadillo de trueques? ¿Encontrará nuestra bruja todo lo que necesita? ¿Qué ofrecerá a  cambio?



7. Lo que trajo el río

Un curioso personaje visita el bosque de nuestros amigos. Se trata de Vladimiro, un nuchacho vampiro, Vlady para los amigos. ¡Qué miedo!, ¿no?
Al principio, todos se asustan, pero luego acaban queriéndole. Y es que Vlady se hace querer, es simpático y no le gusta la sangre, como a los demás vampiros. A él le chiflan los merengues de grosella roja. Eso sí, tiene que tomarlos a menudo porque si no se vuelve muy extraño, un excéntrico lunático que habla en verso, tira flores desde el aire, da vueltas sin parar colgado cabeza abajo de un árbol, canta ópera y enseña a bailar a las abejas. ¡Qué cosas tiene Vlady! ¿Qué pasará en esta aventura? ¡Que disfrutéis leyéndola!




 

8. Una apuesta arriesgada

La bruja Pamplinas quiere demostrar que es capaz de hacer las cosas sin las gafas. Afirma tener buena memoria y acordarse de muchas recetas y conjuros.
¡Qué apuesta tan temeraria! Durante un día entero nuestra bruja hará todo sin ponerse las gafas. ¿Qué sucederá? Sin duda, serán acontecimientos fuera de lo común... ¿Ganará la apuesta Pamplinas?






No hay comentarios:

Publicar un comentario